Get Adobe Flash player
anuncio

Usain Bolt se retiró de las pistas tras el Mundial

Pasará tiempo antes de que un atleta pueda llenar el gran espacio que creó Usain Bolt con su retiro de las pistas.

Es que el jamaiquino cautivó a la afición del Deporte Rey y al público en general no solo con su inigualable velocidad sino, también, con una carismática personalidad.

Y esa combinación, que se destacó en cada una de sus 11 medallas de oro en Mundiales y ocho en Juegos Olímpicos, lo convirtió en la principal atracción del atletismo y, de acuerdo con la revista Forbes, lo llevó a ganarse en el 2016 alrededor de $33 millones.

El Nuevo Día realizó un sondeo informal entre expertos del atletismo para ver si hubo en el recién concluido Campeonato Mundial un atleta que se vislumbrara para llenar ese hueco creado por el retiro del jamaiquino.

“Veo difícil eso. Bolt es una figura mediática, carismática. Va a haber un vacío que por el momento no se puede llenar. En este Mundial no hubo doble ganador. Hubo más sorpresas de lo esperado y el rendimiento estuvo por debajo. Muchos le atribuyen esto a la intensidad de la temporada anterior, pero no veo, con sinceridad, ningún atleta, ni femenino ni masculino, que tenga esa dimensión mediática que tiene Bolt”, indicó Carlos Guzmán, metodólogo, profesor y director técnico de la Federación de Atletismo de Puerto Rico (Fapur).

Y calzar esas zapatillas que combinaba excelencia en la pista y el carisma que lo convirtió en un imán para el fanático y los patrocinadores, es una gesta difícil.

“Ni aún Mo Farah, con todo su rendimiento, era tan carismático como Bolt o despertaba tanta atención por su carrera como Bolt. Es como (Michael) Phelps en natación, tener otro Phelps hay que esperar tiempo considerable”, destacó Guzmán, refiriéndose a Farah, fondista somalí nacionalizado británico que copó los eventos de 5,000 y 10,000 metros en las Olimpiadas de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, y que ganó el oro en ambos eventos en los Mundiales del 2013 y 2015, y en Londres 2017 conquistó el oro en 10,000 y la plata en los 5,000 metros.

Algunos candidatos

Guzmán, junto a varios de los entrevistados, señaló al sudafricano Wayde van Niekerk como el que más potencial tiene de llenar el ‘hueco en la pista’ dejado por Bolt. Van Niekerk rompió el récord mundial de los 400 metros (43.18) establecido por Michael Johnson en el 1999 cuando ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al cronometrar 43.03 segundos.

“Tampoco lo veo en pista, excepto solo el sudafricano (Wayde van Niekerk), que rompió el récord de Michael Johnson y que se encamina (a ser la figura dominante en pista). No creo que sea una figura carismática y que proyecte esa pasión por verlo como Bolt. Es (Van Niekerk), sin embargo, un gran atleta”, destacó Guzmán.

Mientras, el experimentado entrenador Roberto Barreto fue uno de los que destacó el potencial de Van Niekerk.

“Creo que el muchacho de Sudáfrica va a ser una superestrella. Va a serla próxima cara (del atletismo). Despunta bien, es joven y cogió medalla de oro con una marca por encima de cualquier humano pudiera realizar. Lo vimos doblar 4 (400 metros) y 200. Desde Michael Johnson no se veía a un atleta doblar de esa forma. No ganó el 200, pero hay que contar con él”, destacó el entrenador del Recinto de Río Piedras de la UPR. “Al diluirse en dos eventos corrió para ganar. Las marcas están para romperse, pero las medalla no se pueden eliminar”.

Entretanto, Luis Dieppa, presidente de Fapur y quien acompañó a la delegación puertorriqueña al Mundial de Londres, señaló a varios con potencial de convertirse en una superestrella.

“Hay muchos grupos de atletas destacadísimos. Está Omar McLeod, que corrió la (110 metros con) valla por Jamaica. Tiene un potencial altísimo. En Norteamérica surgió una camada de muchachos nuevos, los más viejos fueron Allyson Felix y Justin Gatlin, los demás fueron muchachos nuevos que se destacaron muchísimo”, dijo Dieppa. “Está Andre de Grasse, que no corrió ahora y sí corrió en la Olimpiada, es un excelente candidato; el saltador de alto de Catar (Mutaz Essa Barshim), que intento el récord mundial (2.45 metros)”.

“Van Niekerk es un muchacho que tiene muchísimo. Es un muchacho bien ‘formao’ con un talento grandísimo. Tuvo su competencia fuerte. No todo el mundo que correo 200 y 400 gana. Esa fue la historia de Michael Johnson y eso no lo hace todo el mundo”, dijo. “El muchacho tiene cualidades, pero eso no lo hace todo el mundo. Y eso que faltó en 200 metros Bolt y De Grasse. (Como quiera) Tenía un escenario bien complicado, pero el tipo es un atleta probado, de grandísimo nivel”.

También en Puerto Rico

Un caso parecido a la situación creada por el retiro de Bolt podría darse en la isla cuando el vallista Javier Culson, único atleta boricua con medallas olímpicas y mundiales, opte por retirarse.

“Esa trayectoria es difícil (de igualar)”, reconoció Guzmán. “Ojalá surja alguien y nos sorprenda, pero viendo el panorama actual no. Es como decir Messi… encontrar un ‘extraterrestre’ así no se ve a menudo. Son fenómenos que van marcando época”.

Freddie Ramos, director atlético del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, señaló que la vallista Jasmine Camacho Quinn y el semifondista Ryan Sánchez cuentan con el potencial de poder emular la gesta de Culson.

“En nuestro país, ya la gente tiene que entender que Javier es nuestra mayor representación en el atletismo en toda su historia y tiene una posición que nadie le pude quitar. Y el atletismo, y más su evento, tiene unas ‘leyes’ y, quizás, este es su último ciclo olímpico”, expresó Ramos. “Javier nos ha dado una excelente representación y dentro del ciclo olímpico Javier va a seguir siendo el portaestandarte del atletismo de nuestro país hasta que termine este ciclo olímpico”.

“Veo como en el caso particular de Ryan Sánchez, que por ser atleta juvenil que alcanzó la medalla de oro y obteniendo récord panamericano, uno de los atletas que se posiciona… Es de los atletas que se ve y se perfila como un atleta a nivel Centroamericano y Panamericano y después a nivel Mundial debe de tener un excelente desarrollo”, agregó refiriéndose al corredor carolinense de 800 metros. “Jasmine, si este año no se hubiera lesionado, tenía una muy buena perspectiva buscando medallas”.

Pero Ramos recalcó que hay que darle seguimiento a Sánchez.

“Javier es nuestro estandarte. El próximo puede ser Ryan”, indicó, “aparte de los atletas juveniles, que no se pueden descartar. Hay atletas juveniles con alta posibilidad de desarrollarse”.