Get Adobe Flash player
anuncio

Miguel Cotto: “Me voy sin importar lo que pase”

 

Miguel Cotto está claro. Cuando el reloj marque las 12:00 a.m. del 1 de enero de 2018, oficialmente su retiro entrará en vigor.

La decisión no cambiará si le gana este sábado al japonés Yoshihiro Kamegai en Los Ángeles por el título vacante de las 154 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Tampoco lo dudará si sale por la puerta ancha en la última pelea de su carrera, digna de Salón de la Fama, en diciembre. No hay vuelta atrás.

“Creo que 16 años son suficientes. Tengo que hacer otras cosas en mi vida. Cuidar a mi familia mejor. Es la única razón para dejar el boxeo antes del 31 de diciembre”, expresó Cotto ayer durante una conferencia de prensa vía telefónica con medios de la isla y de Estados Unidos.

“Solo quiero terminar mi carrera de lo mejor manera posible. Es la razón porque la que he trabajado duro en este estado de mi carrera. La decisión está hecha. Me voy el 31 de diciembre sin importar lo que pase”, recalcó.

Después de dos años de inactividad, Cotto subirá al cuadrilátero por primera vez en el sur de California, en el Stubhub Center? de la ciudad de Carson, para iniciar el último capítulo de una corrida que lo llevó a ser el primer boxeador puertorriqueño en ganar títulos en cuatro divisiones distintas.

El cagüeño de 36 años lo hará de la mano del otrora monarca mundial Oscar De La Hoya y Golden Boy Promotions luego de romper su contrato con Roc Nation.

Para su última reyerta, que sería en diciembre, Cotto espera enfrentar a unos de los nombres estelares en la actualidad del boxeo –una revancha con Saúl ‘Canelo’ Alvarez o un duelo con Gennady Golovkin serían alternativas– con un escenario que podría ser Nueva York o Puerto Rico. Sin embargo, el boricua prefirió no cruzar el puente antes de su pelea con Kamegai.

“Primero que nada, tengo que pensar en Kamegai y después vamos a hacer lo que siempre hacemos. Escogeremos el mejor candidato allá fuera y lo enfrentamos. Vamos a hacer la próxima pelea en el lugar mejor pensado. Ahora, no lo sé. Lo vamos a discutir con mi gente y con Golden Boy”, precisó.

Aunque la teleconferencia tenía como tema principal su combate contra Kamegai, los periodistas se enfocaron en repasar la carrera de Cotto, la cual inició en el en el 2001 después de su participación en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

Una década y media más tarde, Cotto tomó el trono de Félix ‘Tito’ Trinidad como la mayor atracción boxística de Puerto Rico tras acumular marca de 40-5 con 33 nocauts con bolsas millonarias y múltiples coronas mundiales en su vitrina. De igual forma, enfrentó a los mejores de su clase como Zab Judah, Antonio Margarito, Shane Mosley, Manny Pacquiao, Austin Trout, Floyd Mayweather, hijo, Canelo Álvarez, entre otros.

“Disfruté toda mi carrera. Creo que, si no hubiera sido por mis inicios, no hubiera tenido lo que tengo ahora. No quiero señalar ningún oponente ni pelea, creo que toda mi carrera ha sido buena para el boxeo”, dijo sobre la interrogante de su mejor momento en el deporte.

“Los disfruté todo. La victoria contra Mosley, la revancha contra Margarito, pero al final del día, estoy orgulloso de tener la carrera que tuve”, agregó.

De igual forma, Cotto tuvo breves palabras sobre su futuro como promotor de su compañía Miguel Cotto Promotions, puesto que ocupa hace un tiempo para exponer el talento de los púgiles juveniles con carteleras en la isla.

“Quiero darle al boxeo lo que me dio a mí en mi carrera. Quiero ayudar a los jóvenes, quiero darles oportunidad a que muestren sus habilidades”

Seguir El plan de Roach

Sobre Kamegai, oponente de 34 años que ostenta récord de 27-3 con dos empates y 24 anestesiados, Cotto no se salió del libreto y aseguró que seguirá al pie de la letra el plan trazado junto a su entrenador Freddie Roach desde que comenzó a entrenar a principios de julio.

“He estado aquí (en el Wild Card Boxing en Los Ángeles) haciendo lo que Freddie me diga, seguir el plan de la pelea. Eso es lo que he hecho, haciendo lo mejor de mí cada día y es todo lo que puedo decir. Veremos qué Kamegai traerá”, sostuvo.

El japonés, por su parte, se mostró orgulloso de poder enfrentar al boricua.

“Tuve el mejor campamento de mi vida. Es un honor pelear con Cotto. Será una gran pelea. Estoy bien preparado para dar una pelea entretenida”, expresó.

La última pelea de Kamegai fue el pasado septiembre, cuando se impuso por decisión unánime contra el mexicano Jesús Soto Karass en una revancha de 10 asaltos.

Para su primera pelea de título mundial, Kamegai aseguró sentirse cómodo con el peso de las 154 libras.

“Estar en esto peso ha sido fácil para estar en condición. Siento que tengo más velocidad y fuerza”, añadió.

Hay que creer en el boxeo

Si Cotto se corona el sábado, sería el único boricua con un campeonato mundial en una época de sequía para el pugilismo puertorriqueño.

Cotto se mostró ajeno a la razones de la escasez de campeones mundiales. Empero, tuvo palabras para la nueva cepa.

“El futuro del boxeo es lo que queramos que sea. Tenemos que trabajar duro. A los niños y jóvenes, hay que hacerlos creer, que trabajen duro en boxeo. El mundo está en las manos de los puertorriqueños”, opinó.