Get Adobe Flash player
anuncio

Yasiel Puig sacó el orgullo y respondió con cuadrangular ante Mets

 

LOS ÁNGELES — Yasiel Puig disparó un bambinazo productor de tres carreras, mientras su compatriota Yasmani Grandal pegó otros dos para culminar una rebelión de Los Angeles Dodgers, que perdían 1-0 y terminaron por imponerse a los New York Mets por pizarra final de 8-2, este miércoles, en Chávez Ravine.

Puig llegó a 13 bambinazos en la campaña, mientras que otro pelotero cubano del elenco angelino, el receptor Yasmani Grandal, también la mandó para la calle por partida doble, en el sexto y en el octavo acto, logrando batazos de cuatro esquinas en dos juegos consecutivos.

El equipo de Dave Roberts, al mismo tiempo, alcanzó los 12 batazos de vuelta entera ante la novena de Terry Collins en los tres duelos de la serie que han disputado y que tiene lugar en el inmueble del Parque Elysian.

El tablazo de Puig, que mandó la pelota sobre el cerco izquierdo, llevándose en su recorrido a Grandal y a Joc Pederson, produjo una erupción de emociones de todo tipo.

En principio, el guardabosques derecho se mostró muy contrariado cuando los Mets optaron por darle un pase intencional a Pederson, que antecedía a Puig en el orden de bateo.

Y después de poner la pelota en órbita, cuando inició su recorrido por las bases, Yasiel se iba deteniendo para dirigir algunos insultos a los jugadores rivales, uno de ellos, el inicialista Wilmer Flores.

“Le dieron la base intencional a Pederson y yo simplemente traté de buscar el mejor lanzamiento, para tirarle, hasta que llegó esa recta y pude pegar ese jonrón. Por eso fue la emoción”, explicó Puig, ya un poco más relajado, después de salir de la ducha.

“Ellos se dijeron: ‘vamos a caminar a Pederson, y le lanzamos a Puig para que nos dé el mismo roletazo que sacó en el tercer inning’. Ahí, él me tiró un recta cortada, y yo solo pude sacar ese batazo por la tercera base, por eso fue que me caminó”.

¿Sentiste como que lastimaron tu orgullo, con esa decisión? “Sí, porque le pudieron haber lanzado a él, como lo hicieron conmigo, porque estoy bateando en la octava posición y después viene el lanzador. Sin embargo, considero que no quisieron faltarle al respeto a nadie”.

Wilmer Flores dice que él considera que no respetas el juego… “Cada persona dice lo que quiere. La realidad es que nosotros hemos venido jugando mejor que ellos y hemos pegado bastantes cuadrangulares, les hemos hecho muchas carreras, por ello no nos han podido ganar”.

“Cada quien tiene una opinión diferente. Por ejemplo, Yoenis Céspedes me aconsejó que cuando dispare un cuadrangular trate de correr un poco más, como diciéndome que no lo vuelva a hacer así”.

“No sé lo que vio él, y yo, al final, revisé el video, para tratar de descubrir qué fue lo que a ellos les molestó, pero yo pegué el cuadrangular, lo miré, y antes de que se acabara la tierra y empezara la yerba, yo inicié mi trote”.

¿Recuerdas qué le gritaste a Flores? “No, no lo recuerdo…”.

Y él, ¿qué te dijo? “Tampoco lo recuerdo”, fingió demencia Yasiel Puig.

Por su parte, Grandal pegó batazos de vuelta entera, sin gente en base, en el sexto y en el octavo episodios.

Mientras tanto, el abridor Rich Hill lanzó los cinco episodios de rigor, permitiendo cuatro imparables y una sola carrera, producto del cuadrangular de Curtis Granderson, el primer bateador que enfrentaba en el juego.

Caminó a tres y recetó ocho chocolates, para adjudicarse el triunfo y dejar su marca en 4-3, con efectividad de 4.73.

Por los neoyorquinos, el derrotado fue el diestro Tyler Pill (0-3, efectividad de 5.00), quien trabajó seis entradas completas, en las que le dispararon cinco hits, dos de cuatro esquinas, y le anotaron seis carreras.

Entregó tres pasaportes, dos en forma intencional, mientras que ponchó a seis bateadores.